Quiero tener gas

Conócenos y contrata gas natural

Te lo llevamos a casa para que ahorres por un tubo.

Eficiencia

A menudo oímos hablar de eficiencia pero… ¿Qué significa eficiencia y que tiene que ver con nosotros, con nuestra vida cotidiana, con el gas natural?

Todos aspiramos a conseguir el mayor confort en nuestros hogares pero usando el sentido común procuramos no tener encendida la luz en las habitaciones en las que no estamos. Actuando así evitamos un consumo de energía innecesario, ahorramos en la factura y colaboramos con el mantenimiento del medio ambiente emitiendo menos cantidad de contaminantes.

¿Ha disminuido nuestro confort?

Desde luego que no, pero hemos utilizado mejor los recursos, hemos sido más eficientes.

¿Cómo utilizar la energía en mi hogar de forma más eficiente?

La tecnología nos está ofreciendo soluciones cada día más eficientes:

  • Aparatos con menos consumo y mejores prestaciones.
  • Elementos de control, termostatos programables, válvulas termostáticas en los radiadores, que ayudan a organizar el consumo.

El propio diseño de la instalación y distribución de los distintos elementos:

  • Ubicando los radiadores bien dimensionados en los lugares correctos
  • El frigorífico lejos de los puntos de calor
  • El termostato en la habitación en la que permanezcamos más tiempo.

El mantenimiento de los aparatos de consumo, la revisión y limpieza periódicas de calderas, cocinas, purgado de radiadores, etc., proporcionará un mejor rendimiento y nos ahorrará consumo.

Los elementos constructivos propios de nuestro hogar también son importantes en la eficiencia de nuestro confort:

  • La orientación y la iluminación ayudan a mejorar el aprovechamiento de la energía
  • Un buen aislamiento térmico en muros y cubiertas
  • Ventanas de doble acristalamiento y rotura de puente térmico.
  • Localización y corrección con silicona o burletes, de los puntos de entrada de aire como los cajetines de las persianas, quicios de puertas etc.

Y desde luego nuestra actitud, ahí sí somos protagonistas:

  • Una temperatura alta, estar en manga corta en casa en invierno, no es más confortable; 210 es una temperatura suficientemente confortable y cada grado incrementa un 7% el gasto.
  • Programar una temperatura de 150 para las ausencias prolongadas y por la noche.
  • No mantener los grifos abiertos cuando no se están utilizando y arreglar los goteos por desajuste; los goteos y fugas de los grifos pueden suponer una pérdida de 100 litros de agua al mes. El agua también precisa de energía para llegar a nuestros hogares.
  • Ventilar 10 minutos cada día una habitación es suficiente.
  • Cerrar las persianas y cortinas por la noche evita la fuga de una parte importante del calor de nuestro hogar.

En ocasiones, sin necesidad de gastarnos más dinero o con muy poco coste podemos reducir nuestro gasto en energía hasta un 40%, mejorando nuestra calidad de vida con menos consumo.
Podemos decir que siguiendo algunas pautas respecto a las decisiones y actitudes a tomar en torno a nuestro hogar podemos mejorar nuestra calidad de vida, consiguiendo… el mejor confort y el más económico.

Efectivamente ahorraremos por un tubo, sin perder confort, si:

  • Al elegir una vivienda tenemos en cuenta la orientación, la iluminación, el aislamiento de muros, puertas y ventanas.
  • Cuando hagamos una reforma damos una gran importancia al aislamiento térmico y al propio diseño de la instalación y ubicación de aparatos.
  • Elegimos los aparatos apropiados, de la mejor calificación energética, e instalamos los elementos de control pertinentes. No debemos olvidar que en la producción de calor los aparatos a gas natural, calefacción, agua caliente, cocina, horno, secadoras, son los más limpios y eficientes.
  • Realizamos el mantenimiento apropiado de las instalaciones y aparatos.
  • Evitamos consumos innecesarios.

Comparador de energías

Conoce qué energía resulta más económica para tu hogar

Compara

 

 

Agentes Colaboradores

Conoce a tu Agente Colaborador

Entrar

Atención al Cliente

912 66 77 88